Baleares prohíben derramamiento de sangre en corridas

Legisladores en las islas españolas de Baleares prohibieron espectadores menores de 18 años, bebidas alcohólicas y el sacrificio o daños a animales en las corridas de toros regionales. Los diputados...

Legisladores en las islas españolas de Baleares prohibieron espectadores menores de 18 años, bebidas alcohólicas y el sacrificio o daños a animales en las corridas de toros regionales. Los diputados de la mayoría izquierdista en el Parlamento de la región aprobaron el lunes una ley local denominada “Ley de Toros a la balear” sobre las corridas, que requiere además exámenes antidopaje tanto a matadores como a toros.

El tiempo que cada toro pasa en el ruedo se limitará a 10 minutos con la nueva ley, con un máximo de 30 minutos en total por corrida. También se establece que se deberá reducir de seis a tres el número de toros que tradicionalmente se torean.

Los diputados conservadores opuestos a la medida dijeron que los promotores se verán prácticamente imposibilitados de celebrar corridas bajo las nuevas restricciones. Dijeron que hacer del evento algo rentable será difícil ya que la ley también exige seguros para los animales y multas de hasta 100.000 euros (116.000 dólares) si los toros resultan heridos o si asiste algún espectador de menos de 18 años a la plaza de toros.

“Es una ley hecha con alevosía para prohibir nuestra cultura”, dijo Miquel Jerez, diputado del Partido Popular, de acuerdo con la agencia de noticias Europa Press.

Los opositores dicen además que la ley pudiera estar en contradicción con la protección de la constitución española al toreo como herencia nacional.

Jerez señaló que el gobierno central debería intentar anular la legislación. El Tribunal Constitucional de España falló el año pasado en contra de una prohibición de 2010 sobre corridas de toros en la región norteña de Cataluña.

La legisladora del partido político Podemos, Laura Camargo, quien propuso la ley, dijo que las nuevas corridas imitarían a las que se realizan en Portugal y en partes en el sur de Francia, donde los animales no se matan ni son objeto de heridas físicas.

Humane Society International, una organización de derechos de los animales, elogió el lunes la decisión del Parlamento de Baleares, diciendo que es una victoria muy satisfactoria para políticas compasivas.

“Provocar y matar toros para entretenimiento es un anacronismo brutal”, dijo Joanna Swabe, director de asuntos públicos de Humane Society International para Europa. “Esta ley muestra que una prohibición total no es estrictamente necesaria para acabar con la tauromaquia”.