Reporte: la menor alemana huida a Irak quiere volver a casa

Una adolescente alemana que se escapó de casa tras convertirse al islam y que fue encontrada en Mosul por tropas iraquíes dice que quiere volver a casa, según dijeron el lunes un periódico y una...

Una adolescente alemana que se escapó de casa tras convertirse al islam y que fue encontrada en Mosul por tropas iraquíes dice que quiere volver a casa, según dijeron el lunes un periódico y una televisora alemana.

“Sólo quiero volver a casa con mi familia”, indicó Linda W., de 16 años, cuyo apellido no se divulgó de acuerdo con las leyes alemanas de privacidad. “Quiero irme lejos de la guerra, lejos de las armas, lejos del ruido”.

El diario alemán Sueddeutsche Zeitung y la televisora pública ARD dijeron que su reportero había entrevistado a la joven en Bagdad, después de que tropas iraquíes la encontraran este mes cuando arrebataron la ciudad norteña de Mosul al grupo extremista Estado Islámico.

Linda W. se escapó el verano pasado de su casa en la pequeña localidad de Pulsnitz, en el este de Alemania, poco después de convertirse al islam. Había estado en contacto con miembros del grupo EI y se casó con un combatiente tras llegar al territorio del grupo.

Su marido murió poco después de casarse, según los medios alemanes.

La chica dijo que estaba escondida en un sótano en Mosul cuando la capturaron los soldados iraquíes. Dijo estar “bien” pese a una herida de bala en la pierna izquierda, que según dijo “es de un ataque de helicóptero”.

La adolescente está ahora en un hospital militar en Bagdad, según los reportes.

No estaba claro si la menor podría volver a Alemania o si sería juzgada en Irak por membresía al grupo EI.

En teoría, Linda W. podría ser condenada a pena de muerte en Irak, según la ley antiterrorista iraquí. Sin embargo, incluso en ese caso no sería ejecutada antes de cumplir 22 años.

Las imágenes de una joven desaliñada delante de soldados iraquíes se hicieron virales este mes en internet, pero en un principio había noticias contradictorias sobre la identidad de la menor.

Los soldados la confundieron en un principio con una mujer de etnia yazidí, pero ella les dijo: “No soy yazidí, soy alemana”.

Linda W. fue una de 26 extranjeros detenidos este mes en Mosul, según las autoridades iraquíes. Entre ellos había otras tres mujeres alemanas que tenían ascendencia de Marruecos, Argelia y Chechenia. La mujer de origen marroquí tenía un hijo, y ambos fueron detenidos en Mosul hace unos 10 días, añadieron las autoridades.

Los medios alemanes identificaron a la mujer alemana de origen checheno como Fatima. Comparte habitación con Linda W. y tiene una herida en el brazo, señalaron, añadiendo que la mujer les dijo que sus dos hijos habían desaparecido tras un ataque aéreo reciente en Mosul.

El padre de Linda, Reiner W., se enteró del paradero de su hija desaparecida por la radio cuando trabajaba en la construcción de una autopista en Alemania, según indicó el lunes el diario Bild.

“Tuve una crisis nerviosa cuando supe que Linda está viva”, dijo el padre divorciado, según Bild. “Deseo tanto que mi Linda vuelva a casa sana de nuevo. Siempre estaré ahí para ella”.