Ron Calderón
El senador latino Ron Calderón en una imagen de la NBC. NBC

El presidente de la bancada latina en California, senador Ricardo Lara, informó este miércoles que su grupo legislativo retiró funciones de dirigente al senador Ron Calderón, acusado de corrupción.

No hacemos ningún juicio acerca de su veracidad "Desafortunadamente las recientes acusaciones contra uno de los miembros de nuestra bancada, el senador Ron Calderón, amenazan con ensombrecer nuestros logros y socavar la integridad de la bancada en su conjunto", dijo Lara.

Agregó que los legisladores latinos de California "tomamos muy en serio estas acusaciones, y aunque no hacemos ningún juicio acerca de su veracidad, tenemos el deber de proteger la integridad de la bancada".

Calderón había sido hasta ahora miembro de la mesa directiva de la bancada latina de California. La semana pasada el presidente del senado estatal, Darrell Steinberg, había retirado funciones de comités a Calderón y advirtió que la inhabilitación podría extenderse a otras funciones.

Varios tipos de sobornos

Al solicitar un análisis al Comité de Reglas, Steinberg aclaró que "no hago esta petición a la ligera; las acusaciones son lo suficientemente graves como para nublar potencialmente cualquier interacción que el senador tiene con los miembros del comité público u otros".

El comité de Reglas del Senado sancionó al legislador acusado de recibir 88 mil dólares y otros beneficios personales a cambio de actuar en favor de la industria cinematográfica de California.

Las funciones que perdió Calderón son las que llevaba a cabo en comités de energía comercio, cinematografía y salud, entre otros.

Las acusaciones se basan en una operación de un agente encubierto de la Oficina de Investigaciones Federales (FBI), quien se hizo pasar por propietario de estudios de filmación.

La cadena Al Jazeera América había publicado una extensa declaración jurada del agente encubierto del FBI, especialista en actos de corrupción. El documento menciona también varios tipos de sobornos que el senador habría recibido a cambio de presentar iniciativas que beneficiaron a las industrias de la salud privada y cinematográfica.

En junio pasado, el FBI cateó las oficinas de la bancada latina de California en Los Ángeles y las oficinas de Calderón dentro del Capitolio de gobierno estatal en Sacramento.

Las autoridades se llevaron computadoras y documentos, pero sin proporcionar en ese momento información al público.

Al Jazeera fue el único medio que publicó en exclusiva todas las revelaciones relacionadas con el caso. El abogado de Calderón, Mark Geragos, declaró que la investigación fue una represalia porque su cliente protestó por un presunto espionaje a periodistas.