El último escándalo de Miley Cyrus sigue dando de sí. Ahora, las autoridades holandesas investigarán su último desliz, el que cometió el pasado domingo, cuando se sacó cigarrillo del bolso y se lo encendió sobre el escenario del impresionante Ziggo Dome de la capital holandesa.

Según publica El País, las autoridades tratarán ahora de determinar si Miley Cyrus violó la prohibición de fumar en el Ziggo Dome de Ámsterdam, recinto en el que se celebraron los MTV Europe Music Awards el pasado domingo.

Quizás motivada por estar en Amsterdam, ciudad elegida para celebrar los premios europeos y donde está permitido fumar cannabis en coffeeshops, la intérprete de We can't stop, llegó misteriosamente al escenario con un bolso Channel, de donde sacó el famoso cigarrillo.

La cantante abrió la gala con el tema We can't stop entre extraterrestres y de seguidores que, con sus votos, han designado como mejor vídeo del año su Wrecking ball.

La polémica sigue a la actuación junto a Robin Thicke en los MTV Video Awards 2013, y a su aparición desnuda en su nuevo videoclip Wrecking Ball, que supera los 247 millones de visionados en Youtube.