Julian Lennon, el hijo de John Lennon, ha revelado que los problemas de vista que sufre Bono, vocalista de la banda U2, están empeorando.

La luz del sol daña sus ojos y los va deteriorando "La luz del sol daña sus ojos y los va deteriorando cada vez más", ha explicado en unas declaraciones que recoge el diario irlandés The Irish Daily Star.

La dolencia de Bono no es algo nuevo. El cantante ya admitió en 2005 que su hábito de no ir a ningún lado sin gafas de sol se debía, en gran parte, a una prescripción médica.

"Tengo una gran sensibilidad a la luz", explicó entonces Bono a la revista Rolling Stone, "si alguien me hace una foto, estaré cegado por el flash el resto del día. Mi ojo derecho se inflama mucho".

Pero el músico también admitió entonces que utilizaba gafas de sol, además, por otras razones: "Una razón es por vanidad, otra porque me ayudan a mantener algo mi privacidad y otra por la hipersensibilidad", resumió.

Ahora, el hijo de Lennon y amigo de Bono asegura que el mal que afecta a la visión de Bono avanza, y no precisamente para mejorar. "Es parte de su imagen y, de alguna manera, ha sido una suerte, aunque no exactamente, claro", ha señalado Lennon, un tanto confuso.