EEUU: Presidente sudcoreano se reúne con congresistas

El presidente sudcoreano Moon Jae-in se reunió el jueves en Washington con líderes del Congreso estadounidense antes de una cena en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, en un esfuerzo para...

El presidente sudcoreano Moon Jae-in se reunió el jueves en Washington con líderes del Congreso estadounidense antes de una cena en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, en un esfuerzo para garantizar a sus anfitriones que coordinará estrechamente las gestiones para lidiar con la amenaza de Corea del Norte.

Moon ha favorecido desde hace tiempo negociaciones con Pyongyang sobre las armas nucleares. Su posición podría causar fricciones con Trump, que quiere incrementar las presiones económicas y aislar más al Norte.

Estados Unidos y Corea del Sur quieren mostrar que tienen una posición común en momentos en que aumentan preocupaciones sobre el progreso tecnológico norcoreano hacia un misil con ojivas nucleares que pudiera alcanzar el territorio continental estadounidense y por la falta de interés de Pyongyang en negociaciones dirigidas a desmantelar su arsenal atómico.

"Tenemos mucho que trabajar juntos”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, en una reunión de representantes con Moon en el Capitolio. "Compartimos preocupaciones, tales como las amenazas representadas para nuestras dos naciones por Corea del Norte”.

Moon inició su visita de cuatro días, su primer viaje al exterior desde que asumió la presidencia el mes pasado, con una muestra simbólica de su compromiso personal con la alianza bilateral.

El mandatario depositó una ofrenda floral el miércoles en un memorial a los marines que pelearon en una de las batallas más encarnizadas de la Guerra de Corea, en la que una acción de la retaguardia estadounidense permitió una evacuación masiva de civiles coreanos, incluyendo los padres de Moon.

Moon dijo que con Trump, “conseguiremos el desmantelamiento del programa nuclear de Corea del Norte, la paz en la Península Coreana y eventualmente la paz en el noreste de Asia”, dijo.

La predecesora conservadora de Moon, que fue impugnada debido a un escándalo de sobornos, mantuvo una posición más recalcitrante hacia Pyongyang. Moon ha dicho que las sanciones por sí solas no pueden resolver el problema, pero que se necesitan “las condiciones adecuadas” para el diálogo.