EEUU: Cámara baja aprueba iniciativas sobre inmigración

Con advertencias sobre amenazas a la seguridad pública y a la seguridad nacional, la Cámara de Representantes controlada por los republicanos aprobó el jueves dos iniciativas de ley contra la...

Con advertencias sobre amenazas a la seguridad pública y a la seguridad nacional, la Cámara de Representantes controlada por los republicanos aprobó el jueves dos iniciativas de ley contra la inmigración ilegal, una prioridad del presidente Donald Trump.

Uno de los proyectos de ley privaría de fondos federales a las autoproclamadas ciudades “santuario” que protegen a sus residentes de las autoridades federales de inmigración, mientras que el otro endurece los castigos para las personas que reingresen ilegalmente a Estados Unidos.

La medida contra las ciudades santuario fue aprobada por 228-195, mientras que la que castiga a los deportados reincidentes, por 257-167.

Tres demócratas aprobaron la medida contra las ciudades santuario al igual que todos los republicanos menos siete, mientras que 24 demócratas respaldaron la iniciativa contra los deportados. El representantes Justin Amash, de Michigan, fue el único republicano que se opuso a esta medida.

Las iniciativas pasan ahora al Senado.

Trump, quien fustigó frecuentemente la inmigración ilegal durante su campaña electoral, elogió la aprobación de las iniciativas y exhortó al Senado a “salvar vidas de estadounidenses”.

Trump se reunió el miércoles en la Casa Blanca con más de una decena de personas que perdieron a algún ser querido tras ser asesinado por gente que residía en ese momento sin permiso en el país.

“Oponerse a estas iniciativas, y permitir que los criminales peligrosos regresen a nuestras comunidades, nuestras escuelas y los vecindarios donde juegan nuestros niños, nos pone a todos en riesgo”, dijo Trump.

Una de las iniciativas de ley, llamada “Ley de Kate”, impondría condenas más duras a los deportados que regresan a Estados Unidos.

Lleva el nombre de Kathryn Steinle, de 32 años, muerta a tiros en 2015 en San Francisco por un hombre que se encontraba sin autorización en Estados Unidos. Juan Francisco López Sánchez, quien se declaró inocente del crimen, había sido dejado en libertad por el departamento de policía meses antes a pesar de una solicitud de funcionarios de inmigración para que lo retuvieran bajo custodia.

El otro proyecto de ley prohibiría que estados y localidades que se nieguen a cooperar con las autoridades de inmigración reciban ciertas subvenciones de los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional, incluidas algunas relacionadas con la actividad policial y el combate al terrorismo.

El representante Bob Goodlatte, republicano de Virginia y presidente de la Comisión Judicial de la Cámara Baja, dijo que ambas iniciativas contribuirán a “evitar el tipo de circunstancias trágicas que han afectado las vidas de las personas que estuvieron en la Casa Blanca... donde hablaron de sus seres queridos”.

La medida sobre las ciudades santuario obedece a “un principio simple: si van a recibir del gobierno federal dólares de los contribuyentes para mantener la seguridad de la gente, deben obedecer la ley y protegerla”, declaró Goodlatte.

Los demócratas dijeron que los proyectos de ley son positivos porque reflejan la postura estricta de los legisladores frente al delito.

“No estamos haciendo pegatinas para parachoques aquí. Estamos haciendo leyes”, declaró la representante Zoe Lofgren, demócrata de California.

___

Matthew Daly está en https://twitter.com/MatthewDalyWDC