EEUU: Corte Suprema atenderá disputa sobre artefactos persas

La Corte Suprema de Estados Unidos considerará una apelación de sobrevivientes de un ataque terrorista en 1997 que quieren que se incauten artefactos persas en museos en Estados Unidos para pagar un...

La Corte Suprema de Estados Unidos considerará una apelación de sobrevivientes de un ataque terrorista en 1997 que quieren que se incauten artefactos persas en museos en Estados Unidos para pagar un fallo de 71,5 millones de dólares contra Irán.

Los jueces dijeron el martes que revisarán el fallo de un tribunal menor que indica que las víctimas estadounidenses de un ataque suicida en Jerusalén no podían confiscar colecciones de artefactos persas que se encuentran en el Museo Field de Historia Natural de Chicago y en la Universidad de Chicago.

Las víctimas acusaron a Irán de proveer entrenamiento y respaldo a Hamas, autor del ataque. Los demandantes ganaron un fallo de compensación monetaria y quieren los artefactos para ayudar a pagar por el monto.

La Corte Federal de Apelaciones del 7mo Circuito dijo que Irán no es dueña de algunas de las colecciones y que otros artefactos eran inmunes bajo las leyes estadounidenses.

Entre los artefactos están miles de tabletas persas conocidas como la Colección de Persépolis y que tienen más de 2.000 años de antigüedad. Son propiedad de Irán, pero están en un préstamo a la Universidad de Chicago desde 1937 para estudio, traducción y catalogación.

Las víctimas dicen que tienen derecho a disponer de los artefactos bajo la Ley de Inmunidades Soberanas Extranjeras. Dicen que la ley les permite a víctimas de terrorismo adjuntar a demandas cualquier bien de patrocinadores extranjeros de terrorismo, independientemente de si están conectados o no a actividad comercial en Estados Unidos.

Irán argumenta que el fallo de la corte de apelaciones es correcto en su determinación de que la colección es inmune.

Otros museos siguen de cerca la larga batalla legal, con temor de que sus colecciones se vean amenazadas si las cortes permiten la confiscación de los artefactos persas.

La causa será debatida en la Corte Suprema cuando el máximo tribunal comience su nuevo término en el otoño.