Siria: Excarcelan a centenares antes de feriado musulmán

El gobierno sirio dejó en libertad el sábado a centenares de detenidos, incluidos algunos que respaldaron la insurgencia contra el presidente Bashar Assad, en vísperas de un importante feriado...

El gobierno sirio dejó en libertad el sábado a centenares de detenidos, incluidos algunos que respaldaron la insurgencia contra el presidente Bashar Assad, en vísperas de un importante feriado musulmán.

Horas después de la excarcelación, un coche bomba estalló en una ciudad norteña en poder de los rebeldes cerca de la frontera con Turquía y dejó decenas de muertos y heridos, de acuerdo con la Defensa Civil de Idlib _un grupo opositor conocido también como los Cascos Blancos_, y con el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

La explosión en un mercado en Dana provocó la muerte de al menos 10 personas, incluidos niños, e hirió a 30, de acuerdo con el Observatorio. El estallido ocurrió horas después de otro que dejó dos muertos y varios lesionados en la ciudad.

Las explosiones en áreas controladas por los insurgentes en el norte de Siria no son inusuales, y ataques similares han provocado la muerte de numerosas personas en los últimos meses.

El ministro de Justicia Hisham al-Shaar les dijo a reporteros que, de las 672 personas excarceladas el sábado, 91 eran mujeres. Indicó que 588 fueron dejadas en libertad en Damasco.

Al-Shaar añadió que la excarcelación forma parte de un esfuerzo para “sostener las gestiones de reconciliación nacional y la unidad de la patria”.

La excarcelación se produce en vísperas del Eid el-Fitr, el festín que marca el fin del mes sagrado musulmán del Ramadán. Las autoridades sirias usualmente excarcelan a reclusos en feriados importantes.

Decenas de miles de personas han sido detenidas desde que comenzó el conflicto en Siria en marzo del 2011. La guerra ha dejado unos 400.000 muertos y obligado a desplazarse a la mitad de la población del país.

Las fuerzas del gobierno han estado ganando terreno en todo el país bajo la cobertura de ataques aéreos rusos y ahora controlan las cinco ciudades más grandes. La campaña ha llevado a las llamadas reconciliaciones en diversas áreas del país en las que combatientes opositores se entregaron a cambio de una amnistía o se fueron a áreas controladas por los rebeldes en el norte.

En tanto, en el norte de Siria, las opositoras Fuerzas Democráticas Sirias, que tienen el respaldo de Occidente, dejaron en libertad a unos 200 miembros del Estado Islámico en la provincia de Raqqa, dijo el Observatorio, que añadió que la decisión fue tomada a pedido de líderes tribales.

El Observatorio dijo que los excarcelados en el poblado de Tabqa, en Raqqa y sus suburbios no eran combatientes, sino que trabajaban con el EI como clérigos y empleados en las instituciones civiles del grupo.