Angola expulsa a 8.000 refugiados congoleses, dice la ONU

Angola ha expulsado a más de 8.000 congoleses que habían llegado al país escapando de la violencia en su país, denunció la ONU el sábado en un informe humanitario. Recordó que más de 30.000...

Angola ha expulsado a más de 8.000 congoleses que habían llegado al país escapando de la violencia en su país, denunció la ONU el sábado en un informe humanitario. Recordó que más de 30.000 congoleses huyeron a Angola durante meses de un violento conflicto en la región central de Kasai, que comenzó en agosto.

Funcionarios católicos en Congo calculan que más de 3.300 personas han muerto por la violencia. El viernes, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU envió expertos al área para investigar reportes de abusos, incluso decapitaciones.

Más de un millón de congoleses han sido desplazados dentro del país por un conflicto entre milicias y fuerzas del gobierno, dice la ONU. El reporte dice que las milicias han usado a unos 500 niños y niñas como combatientes y "escudos humanos".

Adicionalmente, la ONU informó que el flujo de ayuda humanitaria a la región de ha visto obstaculizado por la violencia.

El canciller italiano Angelino Alfaro dijo el sábado que su gobierno contribuirá con 300.000 euros (335.000 dólares) a las gestiones de la agencia de refugiados de la ONU para "responder a la dramática emergencia humanitaria" en las regiones de Kasai para ayudar a los refugiados congoleses en Angola, dijo la cancillería en una declaración.

Alfano dijo que la ayuda será para atención médica, seguridad alimentaria, educación y "promover la confianza de las poblaciones vulnerables de refugiados". Dijo que la ayuda busca "aliviar la carga que pesa sobre el gobierno angolano para garantizar la asistencia y protección a la población de refugiados".

La ONU lamentó que el pedido total de 64 millones de dólares para ayuda en Kasai "sigue pobremente financiado". La agencia de refugiados de la ONU ha pedido 6 millones para ayudar a los congoleses en Angola.

___

La periodista de The Associated Press Frances d'Emilio en Roma contribuyó para este despacho