Fernández insta a frenar a Macri en acto multitudinario

La expresidenta argentina Cristina Fernández irrumpió de nuevo en la escena política con un acto multitudinario en el que instó a poner “un freno” a las políticas de ajuste económico de su sucesor...

La expresidenta argentina Cristina Fernández irrumpió de nuevo en la escena política con un acto multitudinario en el que instó a poner “un freno” a las políticas de ajuste económico de su sucesor, el conservador Mauricio Macri.

Fernández (2007-2015) fue la única oradora en el acto celebrado el martes en las afueras de la capital que constituyó el lanzamiento público y formal de Unidad Ciudadana, el frente electoral creado a instancias de la exmandataria de cara a los comicios legislativos de octubre, en los cuales se pondrá a examen la gestión de Macri.

“Necesitamos ponerle un límite a este gobierno para que pare el ajuste y en las elecciones de medio término (del mandato presidencial)... la sociedad enfrenta si está de acuerdo con un gobierno”, dijo Fernández a los miles de seguidores que, con banderas argentinas, la aclamaron en un estadio deportivo.

Fernández, quien hizo subir al escenario desde el que habló a personas con distintos problemas económicos y laborales, denunció que volvió "ese fantasma de desempleo... precios por la nubes, tarifas impagables” y el fuerte endeudamiento.

Asimismo afirmó que estará “siempre” junto a sus seguidores. “Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo, los que sufren, los que necesitan”, subrayó.

Fernández no especificó si será candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, la más poblada y donde goza de mayor apoyo, en representación de este espacio conformado por varias fuerzas afines centroizquierdistas y que competirá sin el sello del peronismo.

La expresidenta, quien desde las redes sociales ha sido muy crítica con Macri, no había protagonizado un acto político con este carácter masivo desde que dejó el poder en diciembre de 2015.

Fernández recibió el respaldo de decenas de miles de simpatizantes del Kirchnerismo —el espacio de centroizquierda que creó junto a su esposo y antecesor Néstor Kirchner (2003-2007) dentro del peronismo—, alcaldes, legisladores y exfuncionarios.

El 24 de junio vence el plazo para la inscripción de los candidatos y la pregunta que surge entre analistas y en círculos políticos es si Fernández buscará postularse para una banca parlamentaria. Con ésta —apuntan sus críticos— obtendría inmunidad y se libraría de ser detenida en el caso de que un juez así lo ordenara en el marco de las causas en las que está procesada por supuestos actos de corrupción y lavado de dinero.

Si se abstuviera de participar en los comicios, la exmandataria sería, según analistas, la referente de este espacio político y definiría a sus candidatos. La alianza partidaria fue inscrita días atrás ante la justicia electoral junto a otros frentes para participar en las primarias abiertas de agosto previas a los comicios.

Horas antes del discurso crítico de Fernández, Macri defendió sus políticas y afirmó que “el país ha comenzado a crecer”.

“Hemos recuperado los puestos de trabajo que habíamos perdido el último año... la inflación ha comenzado a bajar”, dijo el presidente en un acto público. El mandatario reconoció que es “el primero en saber que hay mucha gente que no percibe este camino de mejora”.

La pobreza, que en el segundo mandato de Fernández experimentó un fuerte aumento, afecta en la actualidad al 30,3% de los argentinos. En tanto, la inflación en el primer trimestre fue de 6,29% y los economistas creen que superará 20% en 2017.

Roberto Bacman, del Centro de Estudios de Opinión Pública, dijo a The Associated Press que, con Unidad Ciudadana, “Cristina está haciendo una jugada política con la que plantea esta nueva manera de pararse como oposición a Macri, haciendo hincapié en la polarización... habrá que ver cómo va desarrollándose”.

El analista Sergio Berenzstein, de la consultora Berenzstein, dijo en tanto que la exmandataria expresa “una especie de antiguo liderazgo” con el que “reivindica todo lo hecho” por ella y “se centra en criticar al actual gobierno”.

“Tiene la ventaja de que sigue teniendo un piso importante de apoyo en la provincia de Buenos Aires y en particular en la zona más pobre”, dijo el consultor, quien puntualizó que la líder tiene a su vez un “techo” de apoyo de 30%. Asimismo, estimó que Fernández sigue siendo “una líder” aunque con “un poder muy acotado” ya que dirigentes del peronismo la cuestionan abiertamente.