Aún sin veredicto en el caso de Bill Cosby

Con una evidente fatiga encima, los miembros del jurado del juicio de Bill Cosby por abuso sexual revisaron el miércoles porciones del testimonio de su acusadora mientras deliberaban por tercer día...

Con una evidente fatiga encima, los miembros del jurado del juicio de Bill Cosby por abuso sexual revisaron el miércoles porciones del testimonio de su acusadora mientras deliberaban por tercer día sobre si el comediante de 79 años la drogó y agredió sexualmente.

El jurado solicitó que se le leyeran nuevamente porciones del testimonio de Andrea Constand, pero terminó el día sin un veredicto en un caso que ya ha ayudado a demoler la reputación de Cosby. Los miembros del jurado reanudarán sus deliberaciones el jueves por la mañana.

El panel de siete hombres y cinco mujeres trabajó hasta tarde por tercera noche consecutiva, y solicitó el testimonio respecto a la entrevista de un detective con Cosby a inicios de 2005, aproximadamente un año después de que, según Constand, el comediante la agredió. Los miembros del jurado pidieron empanadillas para cenar mientras un secretario del juzgado se apresuraba a transcribir esa porción del testimonio de la semana pasada.

Los detectives de Pensilvania hablaron con Cosby en las oficinas de sus abogados en la ciudad de Nueva York unas semanas después que Constand fue a la policía en enero de 2005. Cosby declaró en la entrevista que le dio Benadryl, un medicamento contra alergias de venta libre, para ayudarla a relajarse. Dijo que Constand no mostró ninguna reacción adversa al medicamento y que ella no objetó cuando la acarició.

Tras 27 horas de deliberaciones, algunos de los jurados cerraban los ojos e inclinaban la cabeza mientras se releía la entrevista de 2005.

"¿Se puede encontrar a 12 personas que estén de acuerdo?; esa es la pregunta”, dijo el abogado penalista Alan J. Tauber, quien no está involucrado en el caso.

Constand testificó la semana pasada que Cosby le dio píldoras que la marearon, que la ayudó a acostarse en un sofá y que la violó cuando estaba inconsciente, incapaz de decir que no o de detener su proceder.

La mujer de 44 años de Toronto, quien pasó siete horas en el estrado la semana pasada, estaba en la sala mientras eran leídas porciones de su testimonio al jurado.