Un hombre embiste a un taxi con una camioneta en Estocolmo

Una camioneta embistió el lunes a un taxi en el centro Estocolmo, en un incidente que según la policía sueca no parecía un ataque terrorista. Las autoridades buscaban al conductor, que huyó del lugar...

Una camioneta embistió el lunes a un taxi en el centro Estocolmo, en un incidente que según la policía sueca no parecía un ataque terrorista. Las autoridades buscaban al conductor, que huyó del lugar.

El conductor del taxi resultó herido, indicó el portavoz de la policía Anders Bryngelsson.

Agentes de policía buscaban al conductor con la ayuda de un helicóptero. Al lugar del choque acudieron ambulancias y bomberos.

“Investigamos esto como un intento de asesinato porque el conductor de la camioneta podría haber tenido esa intención”, dijo Bryngelsson a The Associated Press. Declinó describir al conductor del vehículo.

Otro vocero de la policía indicó más tarde que no había “nada que indique que esto es un incidente terrorista”.

La camioneta, descrita en un principio como un camión, pertenecía a Tjuvgods.se, una empresa de mensajería fundada para ayudar a exconvictos y drogadictos a volver al mercado laboral. La compañía había notado la desaparición del vehículo el martes por la mañana, indicó el portavoz de la empresa Curre Cederstrom.

“Ni siquiera habíamos denunciado el robo cuando supimos de esto”, dijo el vocero, citado por el periódico Aftonbladet. No fue posible contactar con Cederstrom en un primer momento para pedir más comentarios.

Per Sturesson, que presenció el incidente, dijo al Aftonbladet que en un primer momento creyó “que el conductor había salido para ver lo que había pasado, pero aceleró y siguió conduciendo”.

“Parecía que sólo estaba en pánico y quería salir de la camioneta”, añadió.

Varios vehículos se vieron afectados en el choque, según medios suecos, y las barreras que cerraban una calle habían recibido un impacto. La policía no pudo confirmarlo de inmediato.

El pasado 7 de abril, cinco peatones murieron y 14 resultaron heridos cuando un hombre condujo un camión robado contra la gente en el centro de Estocolmo. Los abogados del sospechoso, Rakhmat Akilov, dijeron que ha confesado que condujo el camión durante 1.100 metros (3.600 pies) por una importante calle peatonal. No se espera que el juicio comience hasta el año que viene.

___

Jan M. Olsen en Copenhague, Dinamarca, contribuyó a este despacho.