Perú cambia estándares ambientales para ayudar a minería

Perú, uno de los mayores productores mundiales de minerales, modificó el miércoles sus estándares ambientales de aire, que en el pasado fueron criticados por las empresas mineras y el presidente...

Perú, uno de los mayores productores mundiales de minerales, modificó el miércoles sus estándares ambientales de aire, que en el pasado fueron criticados por las empresas mineras y el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Los decretos supremos publicados en la gaceta oficial El Peruano aumentaron de 20 a 250 microgramos por metro cúbico las cantidades máximas de emisiones diarias permitidas de dióxido de azufre que usualmente son producidas por las fundiciones y refinerías de metales. Algunas compañías han criticado en el pasado los estándares peruanos por ser demasiado estrictos.

El Ministerio del Ambiente dijo en una nota de prensa que el cambio de los estándares en las emisiones diarias de dióxido de azufre se debe a la falta de "sustento técnico" que existía en el pasado.

En marzo se frustró por tercera vez la subasta de una importante fundición metalúrgica en La Oroya, una de las ciudades más contaminadas del mundo. En esa fecha, las empresas interesadas no presentaron ofertas porque aún no se habían publicado los nuevos estándares de calidad del aire que iban a reducir el costo de los planes de cuidado ambiental.

Por su parte, el presidente Kuczynski se quejó en 2016, dos días antes de asumir el poder, de que Perú tenía estándares ambientales "teóricos" y que la nación andina debería aspirar a tener niveles similares a los de Canadá. En una rueda de prensa con corresponsales de la prensa internacional, el mandatario peruano dijo que durante su gobierno impulsaría la creación de fundiciones en la costa del Pacífico para refinar el concentrado de cobre que Perú exporta actualmente vía marítima principalmente a China, Japón y Alemania.

Perú es el tercer productor mundial de cobre, que tras ser refinado en el exterior por lo general es usado en la industria eléctrica para generar redes de distribución, transmisión y disposición de energía en las ciudades, en especial en la urbanización de grandes ciudades en China.