Senador republicano le busca el lado positivo al TLCAN

Un senador republicano, Jeff Flake, está intentando salvar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que el presidente Donald Trump quiere renegociar.Flake, senador de Arizona, dijo en una...

Un senador republicano, Jeff Flake, está intentando salvar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que el presidente Donald Trump quiere renegociar.

Flake, senador de Arizona, dijo en una entrevista que el TLCAN ha sido muy positivo para su estado y para Estados Unidos en general, y que “una evaluación honesta” del pacto vigente desde hace 23 años indica que ha sido “bueno para todos”. Especialmente para Arizona, donde un incremento en el comercio con México generó empleos y crecimiento económico.

El legislador expresó temor de que una renegociación anule todos los efectos positivos del acuerdo.

Trump dijo durante su campaña electoral que el pacto con México y Canadá era “un desastre” y que lo renegociaría para conseguir términos más favorables para Estados Unidos. Sus asesores insinuaron incluso la posibilidad de retirarse del acuerdo en abril, pero posteriormente Trump señaló que solo lo renegociaría.

Flake dijo que no sabe lo que busca el presidente, pero no descartó apoyar una renegociación que resulte favorable para Estados Unidos.

“Si es para modernizarlo, bienvenido”, expresó Flake. “Creo que una evaluación honesta del NAFTA (como se le dice al acuerdo en inglés) mostraría que ha sido bueno para todos. Ciertamente para la economía de Arizona y para la economía de Estados Unidos. Cuando el comercio sube de 60.000 millones de dólares anuales a 600.000 millones de dólares anuales, ¿cuál es el problema?”.

El acuerdo tuvo numerosos detractores desde que fue negociado a principios de los años 90 y algunos sectores se quejaban de que muchos empleos en fábricas se irían a México. El pacto generó un fuerte aumento en el comercio entre las tres naciones cuando entró en vigor en 1994. La agricultura resultó particularmente beneficiada, y algunos empleos, efectivamente, se fueron al sur.

Flake espera reunir abundantes historias sobre el impacto positivo del acuerdo para tratar de asegurarse de que el nuevo pacto sigue generando crecimiento y la creación de empleos. La iniciativa responde al temor de que Trump termine dándole la espalda al acuerdo.

“En la campaña electoral muchas veces se dijo ‘lo vamos a destrozar, fue el peor acuerdo comercial jamás negociado’”, declaró Flake. “Se dijeron muchas cosas muy fuertes”.

El legislador sostuvo que una retirada podría tener otras consecuencias, como, por ejemplo, alentar el voto de los mexicanos por un presidente populista y fomentar la emigración a Estados Unidos si se pierden empleos en México.

“Si la economía de México está bien, hay menos presión en la frontera”, manifestó Flake. Hoy por hoy, resaltó, “hay más mexicano que migran hacia el sur que hacia el norte. Tenemos acuerdos sobre temas de seguridad mejores que los de antes, la economía mexicana ha mejorado, se cumplen más las leyes y está avanzando una reforma al sistema judicial en la que colaboramos nosotros”.

“Hay muchas cosas buenas que resaltar, que se verían comprometidas si la relación comercial se agría”, añadió.