Un exfuncionario chino recibe cadena perpetua por corrupción

El antiguo responsable de la oficina china de estadística fue condenado a cadena perpetua, tras ser declarado culpable de recibir sobornos equivalentes a más de 22 millones de dólares durante más de...

El antiguo responsable de la oficina china de estadística fue condenado a cadena perpetua, tras ser declarado culpable de recibir sobornos equivalentes a más de 22 millones de dólares durante más de dos décadas, dentro de una nueva ronda de procesos contra funcionarios por corrupción relacionados con casi 100 millones de dólares en dinero y regalos ilícitos.

Wang Baoan, exdirector de la Oficina Nacional de Estadística, estaba acusado de cambiar favores políticos por dinero, sexo, propiedades y concesiones empresariales, según un tribunal de la provincia de Hebei y la agencia oficial de noticias Xinhua. Las mordidas, que según medios habrían alcanzado los 153 millones de yuanes en total (22,4 millones de dólares) se enviaron directamente a Baoan o a través de parientes.

El control sobre datos como préstamos bancarios o el crecimiento de la economía local es muy valioso en China, donde el gobierno suele operar en secreto y los ascensos de los funcionarios dependen en gran parte de su capacidad para cumplir los objetivos de desarrollo económico.

La condena era una de siete en casos de corrupción contra funcionarios de alto nivel recogidas por Xinhua el miércoles y el jueves. Los casos abarcan un total de 650 millones de yuanes (95,7 millones de dólares) en sobornos, una cifra enorme comparada con los salarios relativamente modestos que cobran los funcionarios públicos en China.

El presidente, Xi Jinping, ha convertido la lucha contra la corrupción pública en una de sus prioridades desde que asumió el liderazgo del gobernante Partido Comunista en 2012. Aunque el ritmo de las investigaciones ha perdido algo de velocidad, supuestamente el año pasado se abrieron pesquisas contra 48 funcionarios de alto nivel.

Dentro de la campaña han sido encarcelados un exgeneral y un exmiembro del poderoso Comité Permanente del Politburó.