Siria: Explosiones en Damasco y Homs dejan 4 muertos

Una explosión en la ciudad de Homs, en el centro de Siria, dejó al menos cuatro muertos y más de dos docenas de heridos, mientras que las fuerzas del gobierno “destruyeron” un camión cerca de bomba...

Una explosión en la ciudad de Homs, en el centro de Siria, dejó al menos cuatro muertos y más de dos docenas de heridos, mientras que las fuerzas del gobierno “destruyeron” un camión cerca de bomba cerca del aeropuerto de Damasco, reportó el martes la televisión siria.

Ningún grupo reclamó en un primer momento la autoría de las explosiones.

Dos agresores suicidas detonaron su coche bomba cuando estaban rodeados de soldados, según dijo a la televisora estatal el teniente general Khaled Hilal, comandante de la policía. Además de los cuatro muertos, 30 personas resultaron heridas en la explosión, indicó la televisora.

La explosión en Homs ocurrió dos días después de que combatientes de oposición abandonaran Al-Waer, el último barrio de la ciudad controlado por la oposición, lo que dejó toda la localidad bajo control del gobierno por primera vez en más de cinco años.

La mayoría de las ciudades sirias ya han vuelto a quedar bajo control del gobierno. La guerra civil siria, que ya está en su séptimo año, ha dejado unos 400.000 muertos y millones de desplazados.

Hilal describió el ataque en Homs como un “nuevo crimen en respuesta a las victorias del Ejército Árabe Sirio”. La televisora estatal emitió imágenes del lugar, donde se veían autos chamuscados y la calle llena de escombros mientras varios paramédicos con uniformes rojos buscaban víctimas.

Fuerzas sirias habían atacado una camioneta cargada con explosivos en la carretera hacia el aeropuerto internacional de Damasco, agregó la televisora. Dos “terroristas” fallecieron en la explosión.

También cerca de Damasco, el Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que un convoy de 42 camiones con comida y suministros médicos había entrado en el suburbio oriental de Jairoud, controlado por la oposición. Los suministros iban destinados a las 36.000 personas que viven allí, en una entrega coordinada con la Media Luna Roja Siria y Naciones Unidas.

Decenas de miles de personas viven en zonas asediadas por grupos rivales en Siria.