Mueren 20 funcionarios en ataques coordinados en Afganistán

Al menos 20 agentes de seguridad murieron en el sur de Afganistán en ataques coordinados contra controles de seguridad, según indicó el domingo un funcionario provincial.Los combates comenzaron el...

Al menos 20 agentes de seguridad murieron en el sur de Afganistán en ataques coordinados contra controles de seguridad, según indicó el domingo un funcionario provincial.

Los combates comenzaron el sábado por la noche, cuando docenas de talibanes lanzaron ataques coordinados contra puntos de control en el distrito de Shah Joy, indicó Gul Islam Seyal, portavoz del gobernador de la provincia de Zabul. Al menos otros 10 efectivos, entre ellos policías locales y nacionales, resultaron heridos, señaló.

Los talibanes también lanzaron varias rondas de mortero sobre Qalat, la capital de la provincia, añadió el vocero.

Los talibanes no reivindicaron los ataques en un primer momento, pero desde que anunciaron su ofensiva de primavera el mes pasado han aumentado los atentados en el país.

También el domingo, las autoridades informaron de la muerte de una mujer alemana y un guardia de seguridad afgano en una casa de huéspedes de Kabul, de la que fue secuestrada una mujer finlandesa.

El suceso ocurrió a las 23:30 del sábado, hora local, indicó Najib Danish, portavoz asistente del Ministerio afgano del Interior. Nadie reclamó el ataque ni el secuestro en un primer momento. La policía de Kabul inició una investigación, señaló Danish.

Karoliina Romanoff, vocera del Ministerio finlandés de Exteriores, confirmó que una ciudadana finlandesa había sido secuestrada pero no pudo dar más detalles. El Ministerio reclamó en un comunicado “la liberación inmediata de la persona secuestrada”.

Scott Breslin, un trabajador de la organización con sede en Suecia Operation Mercy, dijo a la agencia de noticias sueca TT que una de sus trabajadoras había desaparecido y que la entidad celebraba una reunión de emergencia.

___

Los periodistas de Associated Press Matti Huuhtanen en Helsinki y Kirsten Grieshaber en Berlín contribuyeron a este despacho.