Mal resultado electoral para partido de presidente palestino

El partido Fatá del presidente palestino Mahmoud Abbas obtuvo un mal resultado en las elecciones municipales en toda Cisjordania, aun cuando sus adversarios del movimiento islámico Hamas no...

El partido Fatá del presidente palestino Mahmoud Abbas obtuvo un mal resultado en las elecciones municipales en toda Cisjordania, aun cuando sus adversarios del movimiento islámico Hamas no participaron en la contienda, según resultados anunciados el domingo.

La votación reflejó el descontento público con Abbas y con su movimiento Fatá, cuya popularidad se ha hundido debido a una economía débil, nepotismo en sus filas y a su incapacidad de conducir a los palestinos más cerca de su independencia.

La votación del sábado proporcionó a los palestinos una rara oportunidad de sufragar después de más de una década sin elecciones presidenciales o legislativas. El partido de Abbas compitió virtualmente sin oposición, y la elección del sábado fue vista como una prueba a la popularidad de Fatá.

Pero los resultados mostraron que hay poco apoyo para el partido que ha dominado la política palestina durante medio siglo. En un indicio del sentimiento público, sólo 53% de los votantes elegibles emitieron su sufragio. La participación de votantes en las elecciones municipales previas, realizadas en 2012, fue similar, señaló el director de la comisión electoral Hisham Khalil.

En Hebrón, la ciudad más grande de Cisjordania y bastión de Hamas, Fatá obtuvo sólo siete de 15 escaños.

"El resultado no fue grandioso para nosotros", dijo Tayseer Abu Sneineh, líder de la lista de candidatos de Fatá.

En Nablus, otra ciudad grande, Fatá ganó 11 de 15 escaños, pero lo consiguió después de formar una alianza con candidatos islamistas. La participación electoral en Nablus fue de apenas 21%.

Fatá sólo obtuvo victorias claras en dos ciudades grandes: Jenin y Jericó. En varias ciudades, Fatá no logró conjuntar candidatos suficientes para presentar una lista, lo que dejó a los políticos locales del movimiento compitiendo como independientes.

Aproximadamente 2,2 millones de palestinos viven en Cisjordania, de los cuales poco más de 787.000 eran elegibles para votar. Los 300.000 residentes de Jerusalén oriental no participaron en las elecciones.

Los palestinos han estado divididos entre gobiernos rivales desde que Hamas derrotó a Fatá en las elecciones legislativas de 2006 y lo expulsó de la Franja de Gaza al año siguiente, lo que dejó a Abbas en control únicamente del gobierno autónomo de la Autoridad Palestina en algunas partes de Cisjordania. Reiterados intentos de reconciliación han fracasado.