Extienden un año arresto domiciliario de exdictador panameño

Una jueza extendió a un año el arresto domiciliario del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega quien lleva dos meses en cuidados intensivos tras sufrir una hemorragia después una cirugía para...

Una jueza extendió a un año el arresto domiciliario del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega quien lleva dos meses en cuidados intensivos tras sufrir una hemorragia después una cirugía para extirparle un tumor cerebral benigno.

La jueza Katherine Pitti dispuso la medida en una audiencia celebrada el martes Chiriquí, una provincia del occidente panameño. La magistrada rechazó, sin embargo, el pedido de la defensa de que se permitiese al ex hombre fuerte, de 83 años, terminar de cumplir sus condenas en casa.

No se informó durante la audiencia el estado de salud de Noriega aunque coincidentes reportes de la prensa señalan que se mantiene grave. Su abogado y la familia decidieron cortar los informes sobre su estado a los medios hace más de un mes luego de que se divulgara en las redes sociales una foto del ex general hospitalizado.

Pitti ordenó que el hospital brinde a las autoridades judiciales un informe mensual sobre la evolución médica de Noriega. La misma jueza había dado luz verde en febrero para que el ex gobernante fuese excarcelado y enviado a la casa de una de sus hijas por un periodo de tres meses a fin de que encarase la cirugía.

Esta audiencia se cumple en el marco de la condena impuesta a Noriega por el asesinato del médico guerrillero Hugo Spadafora en 1985 y por el que Francia aceptó repatriarlo a fines de diciembre de 2011.

Noriega no llegó a ser presidente pero controló con mano dura Panamá desde su ascenso como jefe del ejército en 1983 hasta su expulsión por la invasión de Estados Unidos en diciembre de 1989 tras ser acusado de participar en narcotráfico y blanqueo de dinero. Pagó por esos delitos dos décadas de prisión en una cárcel estadounidense y más de un año en una celda en Francia, respectivamente.