La segunda cadena de supermercados más grande de Noruega dijo el martes que ha lanzado máquinas de reciclado que ofrecen cupones de descuentos para baterías nuevas a cambio de pilas viejas.

Coop Norway cree que las máquinas hechas en Suecia son las primeras de su tipo para baterías en el mundo, dijo el portavoz Harald Kristiansen. Solo se han recolectado menos de 2.500 pilas en las tres semanas desde que las máquinas fueron instaladas en tres tiendas.

Los clientes reciben un descuento de una corona (0,12 centavos de dólar) por cada batería reciclada.

“La tecnología permite que los clientes reciclen todo tipo de pilas de la misma manera que lo hacen en las máquinas de reciclaje de botellas", dijo la directora general de Refind Johanna Reimers, cuya empresa creó las nuevas máquinas.

Coop por ahora está probando las máquinas. No quedó claro si es que la empresa las mantendrá y ampliará su uso a otras tiendas a menos que Noruega apruebe una ley que pida a los proveedores que colecten baterías usadas, dijo Kristensen.

"Cuando esto esté en marcha, Coop de buena gana instalará máquinas en sus tiendas", agregó.

El reciclaje de pilas es obligatorio en Noruega. Unas 2.000 toneladas de baterías son usadas al año en el país, la mayoría recolectada como desecho especial, de acuerdo con Kristiansen.

Sin embargo, un sondeo comisionado por Coop indicó que hasta 26% de los clientes de supermercados desechan las pilas en los basureros de sus casas.

"Estamos muy contentos de trabajar en algo que inspira y motiva a la gente a reciclar más baterías", dijo Reimers, cuya empresa se especializa en tecnología para identificar baterías y manejo de pilas desechadas.