Macron honra a víctimas del Holocausto; nunca jamás, asegura

En medio de preocupaciones sobre el creciente nacionalismo, el candidato presidencial francés Emmanuel Macron rindió homenaje el domingo a los decenas de miles de judíos franceses asesinados durante...

En medio de preocupaciones sobre el creciente nacionalismo, el candidato presidencial francés Emmanuel Macron rindió homenaje el domingo a los decenas de miles de judíos franceses asesinados durante el Holocausto con un mensaje simple y lúgubre para los electores: Nunca jamás.

Los gritos de “¡Macron, presidente!” se mezclaron con las lágrimas de los dolorosos recuerdos durante la visita del candidato al Monumento al Holocausto en París, donde recorrió pasillos que tenían paneles con los nombres de las personas deportadas a los campos de exterminio nazis. Sobrevivientes de aquella masacre y descendientes de las víctimas asistieron al acto.

Es la tercera ocasión en tres días que Macron visita un sitio relacionado con la historia de los tiempos de guerra de Francia en su intento por recordar a los electores la vergüenza de la colaboración de Francia con los Nazis, y en especial el pasado antisemita del partido Frente Nacional de extrema derecha al que pertenece su contrincante, la candidata Marine Le Pen.

Macron y Le Pen se disputarán la presidencia francesa en segunda vuelta prevista para el 7 de mayo, en un resultado que retumbará en toda Europa.

En Marsella, Le Pen, que ha procurado durante años limpiar la imagen de su partido, colocó el domingo _día nacional de recuerdo_ una ofrenda en un monumento a los judíos deportados.

Sin embargo, el gesto no puede eliminar las décadas de antisemitismo que continúan empañando la imagen del partido. El padre de Le Pen fue sancionado judicialmente por describir las cámaras de gas como un “detalle” en la historia, y la dirigente temporal del partido fue retirada del cargo apenas la semana pasada por declaraciones similares.

Al término de su visita al Monumento al Holocausto y a un muro que honra a los franceses que protegieron a los judíos durante la ocupación alemana, Macron dijo que “tenemos hoy un deber en su memoria”.