Alto tribunal turco rechaza una apelación al referendo

El máximo tribunal administrativo turco asestó un golpe el martes a las esperanzas del principal partido de la oposición de revocar el resultado de un referendo que ampliará de forma considerable el...

El máximo tribunal administrativo turco asestó un golpe el martes a las esperanzas del principal partido de la oposición de revocar el resultado de un referendo que ampliará de forma considerable el poder del presidente, al rechazar su solicitud de revocar una polémica decisión de la autoridad electoral turca.

El partido Popular Republicano, (CHP, por sus siglas en inglés) cuestiona el resultado del referendo debido a varias irregularidades en la votación, en especial una decisión de la junta electoral de aceptar papeletas sin sello oficial. Los observadores internacionales también reportaron irregularidades y dijeron que la decisión de aceptar las urnas sin sellar eliminaba una importante salvaguarda contra el fraude e iba contra la ley.

El Consejo de Estado falló el martes en contra de la petición del CHP de que se revoque la polémica decisión de la junta electoral, según la agencia estatal de noticias Anadolu. La corte dijo no tener jurisdicción sobre la decisión de la junta.

La misma autoridad electoral ya había rechazado por 10 votos a favor y uno en contra otra apelación del CHP de que anulara el referendo. La junta publicó veredictos pasados sobre la validez de sufragios sin sello.

La decisión de la corte administraba deja pocas opciones para la oposición. Miembros del CHP dijeron que llevarían su reclamación a la Corte Constitucional y, si fuera necesario a la Corte Europea de Derechos Humanos. El gobierno ha advertido a la formación opositora que las decisiones de la junta electoral son definitivas y que los intentos de apelarla serán inútiles.

El referendo para transformar el sistema turco de gobierno parlamentario en uno presidencial terminó con una ajustada victoria del bando del "sí" que lideraba el presidente, Recep Tayyip Erdogan. El "sí" logró el 52,4% de los votos, según resultados extraoficiales que se espera confirmar esta semana.

La oposición teme que el nuevo sistema de gobierno concentre demasiado poder en el presidente, con pocas garantías y equilibrios de poder.

El gobernante Partido Justicia y Desarrollo, fundado por Erdogan, insiste en que el nuevo sistema traerá mayor estabilidad y prosperidad.