UE: Centros de migrantes en Grecia e Italia, sobrepasados

Los centros habilitados en Grecia e Italia para acelerar el registro de migrantes están sobrepasados y necesitan más expertos de forma urgente, especialmente para ayudar a niños vulnerables que...

Los centros habilitados en Grecia e Italia para acelerar el registro de migrantes están sobrepasados y necesitan más expertos de forma urgente, especialmente para ayudar a niños vulnerables que viajan solos, dijeron el martes auditores europeos.

Se necesitan otros dos centros, conocidos como "puntos calientes", para procesar inmigrantes en Italia además de mejoras en los de las islas griegas, a donde llegan los refugiados procedentes de Turquía, señaló el reporte.

En Grecia "sigue habiendo más inmigrantes que llegan a los puntos calientes de los que se ve van, y están seriamente sobrepasados", apuntó el informe, que recoge que algunos menores estuvieron en "condiciones restrictivas" durante más de tres meses.

"Este asunto debe abordarse con carácter de urgencia, afirmó Hans Gustaf Wessberg, auditor responsable del reporte.

Aunque el sistema de centros ha ayudado a gestionar el problema a corto plazo, es improbable que el ritmo de llegadas se reduzca próximamente. "No veo un final a esta situación", señaló el auditor a la prensa en Bruselas.

Según los auditores, los centros de Grecia e Italia están diseñados para procesar a unas 8.000 personas, pero normalmente atienden a entre 15.000 y 16.000 migrantes.

Los recintos —cuatro en Italia y cinco en Grecia— están considerados como una pieza clave en la respuesta de la UE a la crisis de refugiados. Se habilitaron en 2015 cuando miles de personas llegaron a Europa, muchas de Siria e Irak.

El acuerdo de la UE con Turquía para devolver a migrantes a ese país implica que mucha gente se queda varada en las islas griegas durante más tiempo mientras se revisan sus casos, lo que en la práctica los convierte en campamentos, señalaron los expertos.

El informe instó a la UE y sus estados miembros a asegurar que se proporcione cobija y protección adecuada a los menores, lo que incluiría destinar agentes de protección de menores en cada centro. También deberían enviarse más expertos en migración y asilo, y con contratos más largos para aprovechar su experiencia.