Tropas iraquíes toman el barrio más grande en oeste de Mosul

Tropas iraquíes expulsaron el martes a los milicianos del grupo extremista Estado Islámico del barrio más grande en la mitad occidental de la ciudad de Mosul, según dijo un importante comandante. Se...

Tropas iraquíes expulsaron el martes a los milicianos del grupo extremista Estado Islámico del barrio más grande en la mitad occidental de la ciudad de Mosul, según dijo un importante comandante. Se trata de un gran avance en la larga batalla por recapturar la segunda ciudad más grande del país.

Las tropas iraquíes respaldadas por Estados Unidos declararon "totalmente liberada" la mitad oriental de Mosul en enero, dentro de la operación lanzada en octubre para retomar la ciudad.

Las tropas lanzaron una nueva campaña en febrero para arrebatar la mitad occidental de la urbe a la milicia radical, pero semanas más tarde su ofensiva se vio paralizada debido principalmente a la dura resistencia del grupo miliciano suní.

El amplio barrio de al-Tanek estaba "totalmente liberado y bajo pleno control" de las fuerzas de seguridad, indicó a The Associated Press el teniente general de las fuerzas especiales Abdul-Wahab al-Saadi. No dio más detalles.

Al este de al-Tanek, las fuerzas iraquíes han encontrado una dura resistencia del grupo armado en la Ciudad Vieja de Mosul, una zona que se extiende junto al Río Tigris, que divide Mosul en dos. Los estrechos callejones de la Ciudad Vieja y su alta densidad de población han complicado el avance de las tropas.

También el martes, tropas paramilitares autorizadas por el gobierno, formadas principalmente por milicianos chiíes, lanzaron un nuevo ataque sobre la ciudad de Hatra, al sur de Mosul. La operación se realizaba desde tres direcciones con apoyo de la Fuerza Aérea iraquí, indicó el portavoz del contingente, Ahmed al-Asadi, que no proporcionó más detalles.

En Hatra había un conjunto arquitectónico declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que fue destruido por el grupo EI, dentro de sus esfuerzos por demoler restos arqueológicos en Mosul y sus alrededores. Los extremistas consideran los tesoros arqueológicos, algunos de los cuales se remontaban al 3.000 antes de Cristo, como monumentos idólatras. Al mismo tiempo, han saqueado y vendido antigüedades de contrabando para financiar su guerra.

Mosul cayó en manos del grupo armado en verano de 2014, junto con amplias extensiones del norte y el oeste de Irak.