Dos jefes del narco son abatidos en norte de México

Dos jefes narcotraficantes fueron abatidos el sábado en enfrentamientos con fuerzas federales en el estado mexicano de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, dijeron las autoridades.Ambos sujetos...

Dos jefes narcotraficantes fueron abatidos el sábado en enfrentamientos con fuerzas federales en el estado mexicano de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, dijeron las autoridades.

Ambos sujetos murieron antes del amanecer en confrontaciones separadas y varios vehículos fueron incendiados en calles y caminos, señaló un portavoz de la oficina de Seguridad Pública de Tamaulipas.

Julián Loisa Salinas, mejor conocido como "El Comandante Toro", fue abatido por efectivos de la marina en la localidad mexicana de Reynosa, fronteriza con la ciudad de McAllen, Texas.

Loisa Salinas es señalado como jefe del cártel narcotraficante del Golfo en Reynosa. Los intentos de la policía para capturarlo en varias ocasiones suscitaron varios enfrentamientos con la organización delictiva.

En abril, dos estadounidenses resultaron heridos en una de las balaceras, según la prensa.

El sábado, diversas fotografías mostraban automóviles, camiones y autobuses incendiados en varias calles.

Las autoridades dijeron que gente de Loisa Salinas incendió los vehículos y obstruyó caminos en Reynosa en un intento infructuoso para que escapara de la justicia.

Luis Alberto Rodríguez, portavoz de Seguridad Pública de Tamaulipas, dijo que hubo 32 bloqueos de carreteras y calles, 11 de los cuales con vehículos incendiados.

Individuos armados roban vehículos con frecuencia y después les prenden fuego. Nueve negocios y 18 terrenos baldíos fueron incendiados.

Asimismo el sábado, el jefe del cártel narcotraficante de los "Zetas" en Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, fue abatido por la policía en un enfrentamiento similar.

El sujeto fue identificado provisionalmente como Francisco "Pancho" Carreón. Ciudad Victoria está al sur de Reynosa y los Zetas son rivales del Cártel del Golfo.

Las autoridades consideran a ambos hombres responsables de gran parte de los recientes hechos de violencia en Tamaulipas.