Egipto: Exoneran a egipcia-estadounidense tras 3 años presa

Un tribunal en Egipto absolvió el domingo a la egipcia-estadounidense Aya Hijazi, que ha estado presa casi tres años por acusaciones relacionadas con una organización no gubernamental fundada por...

Un tribunal en Egipto absolvió el domingo a la egipcia-estadounidense Aya Hijazi, que ha estado presa casi tres años por acusaciones relacionadas con una organización no gubernamental fundada por ella para la asistencia de niños de la calle.

Las autoridades arrestaron a Hijazi, su esposo y seis personas más en mayo de 2014 bajo cargos de maltrato infantil descritos como falsos por grupos de derechos humanos y altos funcionarios estadounidenses, que habían exigido su liberación.

Las detenciones se inscribieron en una amplia campaña represiva contra la sociedad civil, en especial después que los militares derrocaran al presidente islamista elegido en 2013. Los fiscales presentaron escasa si no es que nula evidencia que sustentara las acusaciones.

El representante federal estadounidense Don Beyer, de Virginia, manifestó en un comunicado su júbilo y alivio por la excarcelación de Hijazi.

"Esta maravillosa noticia era esperada desde hace mucho tiempo", apuntó.

Beyer figuró entre diversos miembros del Congreso que habían solicitado a Egipto la libertad de Hijazi. Cuando era candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton también reiteró la exigencia durante la reunión que tuvo en septiembre pasado con el presidente egipcio Abdul Fatá el Sissi.

El mandatario estadounidense Donald Trump no mencionó públicamente el caso cuando recibió a el Sissi a principios de mes en la Casa Blanca, aunque un funcionario de alto rango de la Casa Blanca había dicho antes de ese encuentro que el asunto sería planteado.

El abogado Wake McMullen, que lleva casos de derechos humanos en tribunales internacionales, dijo que funcionarios del gobierno habían dado prioridad al asunto de Hijazi. También señaló que el caso fue planteado durante la reunión de el Sissi con legisladores en Washington.

McMullen dijo creer que la presión internacional sirvió para atraer la atención al caso, en especial a que había "cero evidencia" para condenar a Hijazi y los demás coacusados.

"En primer lugar no había razón alguna para haber dado inicio al caso", afirmó.

La exoneración que hizo el tribunal sorprendió a la madre de Hijazi, Naglaa Hosny, que declaró a The Associated Press que "esperábamos lo peor y teníamos esperanza en que todo saliera bien".

El abogado egipcio de Hijazi, Taher Abol Nasr, dijo que su clienta quizá continuará en prisión otros dos o tres días en lo que surte efecto la exoneración.