ONU acusa a Turquía de violar derechos a empleo y educación

Un comité de Naciones Unidas formado por expertos en derechos humanos condenó el jueves a Turquía por violar los derechos al empleo y la educación a través de despidos masivos de funcionarios y...

Un comité de Naciones Unidas formado por expertos en derechos humanos condenó el jueves a Turquía por violar los derechos al empleo y la educación a través de despidos masivos de funcionarios y maestros amparándose en el estado de emergencia.

Los expertos criticaron el despido de hasta 134.000 empleados públicos —entre ellos miles de profesores— sin los procesos debidos ni compensación. Las destituciones se justificaron por supuestos lazos con organizaciones que Turquía considera grupos terroristas.

Turquía introdujo el estado de emergencia tras un fallido intento de golpe de Estado en julio de 2016.

Los expertos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU dijeron que los gobiernos deben respetar los derechos fundamentales incluso en un estado de emergencia, que debe ser de uso limitado en una sociedad democrática.

"Pero no ha habido ningún intento de demostrar que estas medidas generales, que han destruido las carreras y el sustento de decenas de miles de personas, cumplen estos criterios en cada caso", agregaron los expertos.

Los expertos también consideraron que el cierre de 200 medios de comunicación socavó la posibilidad de un debate informado antes del referéndum del domingo sobre si la ciudadanía ampliará de forma considerable las competencias del presidente.

Los ciudadanos turcos votan el domingo sobre propuestas de enmiendas constitucionales que darían al país un sistema presidencial de gobierno que según los críticos carece de controles y equilibrios.

Los expertos expresaron su preocupación porque los cambios propuestos permitirían al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declarar unilateralmente futuros estados de emergencia y medidas relacionadas.

Señalando el carácter "arrasador" de los decretos de emergencia emitidos desde julio, los expertos advirtieron que "tales poderes podrían ser utilizados de una manera que exacerbe las violaciones importantes de los derechos económicos, sociales y culturales".