Trump no etiquetará a China como manipulador de su divisa

Washington y Beijing acordaron el miércoles lo que parece ser un convenio inusual luego que el presidente Donald Trump dijo que no etiquetará a China como un manipulador de su divisa y expresó su...

Washington y Beijing acordaron el miércoles lo que parece ser un convenio inusual luego que el presidente Donald Trump dijo que no etiquetará a China como un manipulador de su divisa y expresó su confianza de que su homólogo chino Xi Jinping lo ayudará a hacer frente a la creciente amenaza de Corea del Norte.

Y otro resultado del diálogo diplomático fue la sorpresiva abstención china sobre una resolución de las Naciones Unidas que condena un ataque con armas químicas en Siria.

En una entrevista periodística y una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump elogió el entendimiento que desarrolló con Xi durante la reunión de ambos la semana pasada en Florida, la cual parece haber dado como resultado una disminución inmediata de las tensiones relacionadas con el déficit comercial entre Estados Unidos y China y los esfuerzos para impedir que Pyongyang desarrolle un misil nuclear capaz de llegar a territorio estadounidense.

"Creo que quiere ayudarnos con Corea del Norte", dijo Trump con relación a Xi, otorgándole crédito a China en la conferencia de prensa de dar un "gran paso" al hacer regresar buques con carbón que el gobierno chino le vende a su vecino del norte. Corea del Norte realiza un 90% de su comercio internacional con Beijing.

Y en un radical golpe de timón, Trump se retractó de una promesa de campaña al afirmar que no declarará que China manipula su divisa, una acción que podría haber derivado en mayores aranceles a los productos chinos. La acusación era parte del sustento de la afirmación de Trump en torno a la pérdida de empleos estadounidenses, bajo el argumento de que la divisa subvaluada estaba impulsando las exportaciones chinas y generando precios artificialmente bajos, todo a expensas de los fabricantes estadounidenses.

"No manipulan su divisa", declaró Trump al Wall Street Journal horas antes el miércoles, y dijo que el país asiático no había estado haciendo engaños con su moneda durante meses. Dijo que si Estados Unidos declaraba que China sí ha manipulado su divisa ello podría poner en riesgo las conversaciones con Beijing en torno a Corea del Norte.

Trump y Xi hablaron por teléfono el martes por la noche, apenas días después de su reunión de dos días en el centro turístico Mar-a-Lago del mandatario.

En una medida inusual, China se abstuvo en lugar de unirse a su aliado tradicional Rusia en vetar una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que habría condenado el ataque con armas químicas en un poblado del norte de Siria la semana pasada.

Trump elogió la abstención de China. Sin embargo, dicha medida no fue una concesión muy significativa, ya que Beijing sabía que Moscú utilizaría su poder de veto.

__

Los periodistas de The Associated Press Josh Boak en Washington y Christopher Bodeen y Gerry Shih en Beijing contribuyeron a este despacho.