Legisladores UE a GB sobre Brexit: no habrá dialogo paralelo

Legisladores de la Unión Europea aprobaron el miércoles una resolución que contempla una negociación por fases en el proceso de divorcio de Gran Bretaña. La decisión va en contra de los deseos de...

Legisladores de la Unión Europea aprobaron el miércoles una resolución que contempla una negociación por fases en el proceso de divorcio de Gran Bretaña. La decisión va en contra de los deseos de Londres, que quería mantener al mismo tiempo las negociaciones de salida y las de un nuevo acuerdo comercial.

Los parlamentarios comunitarios respaldaron la resolución con una amplia mayoría — 516 votos a favor, 133 en contra y 50 abstenciones — reflejando la complicada tarea que tiene por delante la primera ministra británica, Theresa May, en los dos años de negociaciones con los 27 países miembro de la UE.

El jefe negociador de la UE, Michel Barnier, dijo que las conversaciones paralelas son un "enfoque muy arriesgado" que está decidido a evitar.

"Para tener éxito, necesitamos por el contrario dedicar la primera fase de las negociaciones exclusivamente a alcanzar un acuerdo sobre el principio de la salida", dijo Barnier a legisladores comunitarios en Estrasburgo, Francia.

La semana pasada, May propuso negociaciones paralelas sobre la salida de su país del bloque y la futura relación que mantendrán. La iniciativa se topó con el rechazo del presidente del Consejo Europeo y de altos cargos de la UE.

Se espera que las conversaciones del Brexit arranquen a finales de mayo una vez que Barnier reciba las directrices de los 27.

Gran Bretaña volvió a insistir en que quiere que las negociaciones sobre su futuro comiencen lo antes posible.

"La mejor forma de avanzar en los intereses de ambas partes en esta negociación será manteniendo la discusión técnica sobre la futura relación tan pronto como sea posible en los dos años que tenemos disponibles", explicó el ministro del Brexit, Robin Walker.

Los dos bandos coinciden en su intención de abordar en primer lugar el futuro de los tres millones de ciudadanos comunitarios residentes en Reino Unido y del millón de británicos que viven en el bloque.