Holanda extraditará a Canadá a hombre acusado de ciberacoso

Holanda extraditará a Canadá a un hombre convicto de acosar por internet a decenas de niñas y gays a tal punto que llevó al suicidio a una joven canadiense, se informó el martes.La Corte Suprema...

Holanda extraditará a Canadá a un hombre convicto de acosar por internet a decenas de niñas y gays a tal punto que llevó al suicidio a una joven canadiense, se informó el martes.

La Corte Suprema holandesa aprobó la extradición del individuo, que ha sido identificado sólo como Aydin C. de 38 años de edad. No quedó claro cuándo será enviado a Canadá, pero el máximo tribunal rechazó su apelación en contra de la extradición.

La medida aún debe ser aprobada por el ministro de seguridad y justicia.

El hombre fue sentenciado a 11 años de cárcel el mes pasado tras ser hallado culpable de insultar a decenas niñas y hombres homosexuales por internet. Una apelación para un caso así podría durar meses.

Además, enfrenta un juicio separado en Canadá por causar el suicidio de Amanda Todd, de 15 años, cuya muerte despertó consciencia a nivel mundial sobre los peligros del ciberacoso.

El caso de Todd cobró notoriedad luego que la joven colocó un video en YouTube en el 2012 en que narró lo que le sucedió mediante una serie de letreros escritos a mano. Allí describió cómo un extraño la convenció a que mostrara sus senos ante una webcam.

La foto fue colocada en Facebook por ese individuo, tras lo cual la joven fue víctima de insultos y burlas por internet aun después de que cambió de escuela. Se quitó la vida pocas semanas después de haber subido su video.

El abogado de Aydin C. no respondió a un correo electrónico pidiéndole comentario.

Tras su juicio en Holanda, los jueces le impusieron la máxima pena posible, 10 años y ocho meses, "por las devastadoras consecuencias que su comportamiento tuvo sobre las vidas de las jóvenes", y por la sospecha de que repetiría su conducta si quedaba libre.

El individuo se hacía pasar de un chico o una chica y persuadía a otros jóvenes a realizar actos sexuales frente a la webcam, tras lo cual colocaba las imágenes en internet o amenazaba con hacerlo a menos que le pagaran. Se le acusó de abusar de 34 niñas jóvenes y cinco hombres homosexuales. En algunos casos, el abuso duró años.