Polonia: Controladores rusos contribuyeron a choque de 2010

Un nuevo análisis de las pruebas de un siniestro de avión en 2010 en Rusia, en el que murió el entonces presidente de Polonia, muestra que dos controladores aéreos rusos y una tercera persona en la...

Un nuevo análisis de las pruebas de un siniestro de avión en 2010 en Rusia, en el que murió el entonces presidente de Polonia, muestra que dos controladores aéreos rusos y una tercera persona en la torre de control contribuyeron voluntariamente al desastre, dijo el lunes la fiscalía polaca.

"No hay duda" de que una de las causas del accidente fue el comportamiento de quienes estaban en la torre de control, explicó el fiscal Marek Kuczynski. Por el momento no se han presentado acusaciones formales.

Kuczynski y otros investigadores presentaron sus conclusiones en una conferencia de prensa en la que anunciaron su intención de interrogar a los tres rusos. Hasta que esto no haya ocurrido no podrán revelar detalles de las pruebas, agregaron.

En el accidente, registrado el 10 de abril de 2010, falleció el entonces presidente del país, Lech Kaczynski, y otras 95 personas, en su mayoría altos cargos del Estado y del ejército.

El gobierno ruso negó enfáticamente las acusaciones.

Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, dijo que "las circunstancias de esta tragedia ya han sido investigadas exhaustivamente, y no podemos estar de acuerdo con semejantes conclusiones".

Polonia y Rusia en ese entonces realizaron cada una su propia investigación del caso.

Según la pesquisa polaca, se debió a errores y a la falta de entrenamiento de los pilotos polacos que trataron de aterrizar en medio de una densa neblina. También se dijo que los controladores rusos dieron información confusa y equivocada a los pilotos. Pero no se culpó a los rusos de hacerlo intencionalmente.

La investigación rusa achacó el suceso totalmente a errores de la parte polaca, y no halló falla alguna por parte de los controladores rusos.

Polonia reabrió la investigación del caso tras la elección en el 2015 del partido conservador Ley y Justicia, dirigido por el hermano gemelo del presidente fallecido, Jaroslaw Kaczynski.

Durante años Kaczynski y sus partidarios han sospechado que Rusia mató intencionalmente a Lech Kacyznski y a las otras 95 personas, entre ellas la primera dama, generales, el director del banco central y otros funcionarios.