Escuelas en Milwaukee serán refugio para inmigrantes

La Junta Escolar de Milwaukee aprobó una resolución que designa al distrito como "santuario", de manera que puedan servir de refugio temporal para estudiantes y familias que residen ilegalmente en...

La Junta Escolar de Milwaukee aprobó una resolución que designa al distrito como "santuario", de manera que puedan servir de refugio temporal para estudiantes y familias que residen ilegalmente en Estados Unidos.

Los miembros de la junta dijeron antes de la votación que querían aliviar los temores de los estudiantes y sus familias a causa de las órdenes del presidente Donald Trump de combatir la inmigración irregular. Los miembros votaron 8-0 el jueves en favor de la resolución, en medio de una ovación de estudiantes, padres y maestros.

La resolución prohíbe que empleados escolares, voluntarios y contratistas usen recursos del distrito para facilitar el arresto de personas que están ilegalmente en el país. Establece además los pasos a tomar si agentes federales tratan de entrar a una escuela, reportó el diario Milwaukee Journal Sentinel (http://bit.ly/2opajyX ).

"En mi vida yo he tenido algunos momentos muy buenos, pero puedo decir que esta noche y reunirme con estudiantes que respaldaron esta resolución, ha tenido un efecto profundo en mí", dijo Wendell Harris, un miembro de la junta. "Voy a pelear por ustedes y por los derechos de las personas indocumentadas, en honor de los esclavos que ayudaron a construir este país".

Varios distritos escolares en todo el país han estado estableciendo directrices similares para proteger a estudiantes y sus familias de las acciones de los agentes de inmigración.

"Yo vine a Estados Unidos en 2014 desde Malasia con mi familia, como refugiados", dijo Farouk Rashid, de 16 años y estudiante de la escuela South Division High School.

"Mi familia tuvo muchas dificultades cuando arribamos a Milwaukee, pero cuando yo comencé a ir a South Division me sentí feliz, porque iba a recibir educación y conocer a nuevas personas. Quiero que mi escuela sea un santuario porque quiero que mis amigos, inmigrantes y no inmigrantes, esté seguros y bien".

La superintendente Darienne Driver apoyó la medida y habló con los estudiantes en la concurrencia.

"Verlos a ustedes aquí esta noche nos enorgullece. No hay palabras para describirlo", dijo. "Es un honor servirles a ustedes y trabajar junto con líderes que tienen el coraje de ponerse de pie y actuar cuando es importante".