Un ataque digital reciente al Parlamento alemán aparentemente ha provocado "una filtración significativa de datos" que podrían usarse para afectar el resultado de las elecciones generales de septiembre.

El jefe de la policía federal criminal, Holger Muench, al informar a la prensa el jueves, no dijo quién sería el presunto autor del ataque más reciente. Las oficinas de al menos 10 parlamentarios sufrieron intrusiones digitales el mes pasado, según la agencia alemana dpa.

A mediados de 2015, el Bundestag sufrió un ataque que obligó a desconectar varias redes y servidores durante días.

Las autoridades alemanas han expresado el temor de que países extranjeros intenten afectar el resultado de las elecciones al dar a conocer la información obtenida.