Un nicaragüense se ahorcó en su celda tras pasar unos tres meses retenido en un centro de detención de inmigrantes en el sur de California.

Osmar Epifanio González-Gadba fue trasladado al hospital el 22 de marzo tras ahorcarse en un centro de internamiento en Adelanto, según dijo el jueves la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). Murió seis días más tarde, el martes.

González-Gadba empleó una sábana enrollada en el cuello para colgarse, indicó al Washington Post (http://wapo.st/2oke9JI ) la portavoz del ICE Virginia Kice.

El hombre fue internado en diciembre tras ser detenido por agentes fronterizos. Había sido deportado a Nicaragua el pasado abril.

Representantes consulares de Nicaragua dijeron al ICE que se habían puesto en contacto con la familia del fallecido en su país de origen, indicó Kice.

González-Gadba es el quinto detenido que muere retenido por infracciones migratorias desde octubre.