La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, inició el jueves una visita oficial a Portugal, donde criticó las políticas aislacionistas y el proteccionismo comercial, diciendo que el multilateralismo es "crucial" para enfrentar los desafíos mundiales.

En una conferencia de prensa dijo que "debemos tener respuestas coordinadas y cooperadas para hacer oír las voces de los muchos". Durante su estadía, está previsto que la mandataria se reúna con autoridades y lidere una cumbre bilateral de comercio.

Bachelet llegó el jueves a Évora, a unos 150 kilómetros (90 millas) al este de la capital lusa, Lisboa, donde recibirá un doctorado honoris causa de la universidad de la ciudad.

La dirigente fue recibida por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, con todos los honores militares en la Plaza Giraldo de Évora. La universidad dijo que concede la distinción a Bachelet por su "excepcional" carrera como médico y por su compromiso con los derechos humanos y el bienestar de la población chilena.

Está previsto que Bachelet pase el viernes en Lisboa, donde se verá con el primer ministro, Antonio Costa, además de visitar el Parlamento y el seminario de negocios.