El número de sirios que huyó de su país en seis años de guerra superó los cinco millones, dijo el jueves la agencia para los refugiados de Naciones Unidas.

ACNUR anunció el hito un año después de que los países que participaron en una conferencia en Ginebra se comprometieron a "reubicar y dar facilidades a 500.000 refugiados" de Siria. Pero hasta ahora solo se han asentado la mitad de esas instalaciones.

Entre tanto, la guerra en Siria no está amainando.

Un doctor sirio en un área controlada por rebeldes en la provincia central de Hama dijo que se cree que el gobierno uso gases tóxicos contra civiles y combatientes de oposición durante los ataques aéreos que realizó el jueves en el pueblo de Latamneh.

El doctor dijo que su hospital trató casi 40 personas, incluyendo mujeres y niños, que resultaron heridos en dos ataques diferentes también el jueves. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, también reportó que 50 personas tuvieron dificultades para respirar después del ataque del gobierno con bombas improvisadas.

Esta es la segunda vez que han trascendido reportes cómo este de la zona de Hama. El doctor, que usa el nombre de Abu Mohammed, por miedo a represalias, dijo que su hospital fue impactado directamente por un gas tóxico el sábado, que dejó muerto a un cirujano de 40 años que se ahogó mientras realizaba una operación.

Otro trabajador médico fue llevado a Turquía para ser tratado, agregó. Se creía que el ataque del sábado fue con gas cloro pero el doctor dijo el jueves que él cree que se usó otro gas tóxico pero no pudo identificarlo.

Algunas personas tenían síntomas leves, como músculos entumecidos, mientras que los más afectados echaban espuma por la boca, tenían dificultades para respirar e incluso ataques epilépticos, dijo Abu Mohammed, agregando que dos personas seguían en condición crítica y en máquinas de respiración artificial.

"No tenemos máscaras de gas, o entrenamiento para este tipo de ataques con gases tóxicos", puntualizó.

El uso de gases químicos en ataques en Siria no es nuevo. Human Rights Watch acusó al gobierno sirio de realizar al menos ocho ataques químicos usando gas cloro contra áreas residenciales controladas por la oposición durante los meses finales de la batalla por la toma de Alepo el año pasado, lo que dejó al menos nueve civiles muertos y 200 heridos.

___

El Deeb reportó desde Beirut.