Cientos de personas protagonizaron una protesta el miércoles por la noche en el centro de París por la muerte de un hombre chino a manos de la policía durante una redada en su casa.

Unos 200 manifestantes, en su mayoría asiáticos, derribaron barricadas en la céntrica calle de Rivoli a última hora de la noche, exclamando "policía, asesina" y lanzando proyectiles a los agentes antimotines. No se registraron detenciones ni heridos de importancia.

La comunidad asiática lleva protestando desde el lunes por la muerte de Shaoyo Liu, de 56 años.

Policías enviados al edificio de Liu por avisos sobre un hombre armado con un cuchillo derribaron la puerta de su apartamento y lo mataron a tiros. La policía dijo que había atacado a un agente con tijeras. Su hija negó esa versión y dijo que el fallecido solo estaba cocinando cuando la familia oyó golpes en la puerta. La familia ha pedido calma.