En un video grabado por la cámara corporal de un agente, un supervisor de un equipo SWAT de la policía de Baltimore ordena a un agente que mate a un hombre que tiene a dos niños como rehenes con un cuchillo.

El comisario de la policía de Baltimore, Kevin Davis, mostró las gráficas imágenes del reciente asalto a un grupo de reporteros locales el martes.

Esta fue la última de tres balaceras de policías filmadas por estas cámaras desde su implantación el año pasado. Unos 900 agentes portan este tipo de dispositivos ahora.

Los agentes demostraron tener coraje ante la presión, señaló Davis, destacando que estas órdenes del SWAT "no son extrañas" en situaciones letales. Pero sí lo es que estos incidentes queden registrados por las cámaras.

El video muestra a un sargento de un equipo SWAT en el exterior de una casa donde las autoridades habían intentado sin éxito durante casi una hora convencer a Reno Owens, de 39 años, para que dejara en libertad a un niño de un año y a una niña de cuatro.