Congo: Cadáveres hallados son de expertos de ONU

Los cadáveres de dos investigadores de la ONU, un estadounidense y otro sueco, así como de su traductor congolés, fueron localizados en la provincia de Kasai Central, señalaron las autoridades el...

Los cadáveres de dos investigadores de la ONU, un estadounidense y otro sueco, así como de su traductor congolés, fueron localizados en la provincia de Kasai Central, señalaron las autoridades el martes, más de dos semanas después de que desaparecieron mientras indagaban sobre recientes actos violentos en la zona.

"Después de los exámenes, es posible identificar los cuerpos como los de los dos expertos de la ONU y su intérprete, que fueron localizados cerca del río Moyo", dijo el portavoz del gobierno congolés Lambert Mende, y subrayó que se continuará con las investigaciones en la búsqueda de otros colegas congoleses desaparecidos.

Michael Sharp, de Estados Unidos, y Zaida Catalan, de Suecia, junto con su intérprete Betu Tshintela, el chofer Isaac Kabuayi y dos conductores de motocicleta, desaparecieron el 12 de marzo mientras investigaban sobre hechos de violencia a gran escala y supuestas violaciones a los derechos humanos por parte del ejército del Congo y grupos paramilitares locales.

El inspector general de la policía del Congo, Charles Bisengimana, dijo que los cuerpos fueron localizados el lunes entre las ciudades de Tshimbulu y Kananga, la capital de la provincia.

La confirmación de las identidades ocurrió un día después de que el padre de Sharp, John Sharp, originario de Hesston, Kansas, escribiera en su página de Facebook que se encontraron dos cuerpos caucásicos enterrados a poca profundidad en el área de búsqueda, y señaló que había una alta probabilidad de que las víctimas fueran su hijo y su colega.

"No tengo más palabras", escribió.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que el organismo mundial realizará una investigación de lo que le ocurrió a los dos expertos. Afirmó que aún no se determinan las causas de su muerte.

"Michael y Zaida perdieron la vida buscando entender las causas del conflicto y la inseguridad en la República Democrática del Congo, y así poder llevar paz al país y a su gente", dijo Guterres en un comunicado en el que envió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Los casos de Sharp y Catalan representan la primera vez que se reportan desapariciones de expertos de la ONU en el Congo, dijo Human Rights Watch, y detalló que es la primera desaparición registrada de trabajadores internacionales en las provincias de Kasai.

Partes del Congo, el este en particular, han sufrido de inseguridad durante décadas, pero la violencia en las provincias de Kasai, en la región central del país, representa una expansión de los conflictos.