Manifestantes de izquierdas se atribuyeron el martes el incendio que calcinó media docena de vehículos de transporte policial en Hamburgo antes de la cumbre anual del G20, que este año se celebra en Alemania.

El ataque pretendía "calentar los días previos a la cumbre", según un mensaje subido por un usuario anónimo a un foro de izquierdas en internet, de acuerdo con la agencia de noticias dpa.

Cuatro furgones de la policía quedaron completamente destruidos en el ataque del lunes de madrugada y otros dos resultaron dañados.

La cumbre del G20, prevista para el 7 y el 8 de julio, reunirá a los líderes de los principales países desarrollados y emergentes del mundo, incluido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las autoridades ya han advertido que además de grandes protestas pacíficas se esperan manifestaciones violentas.