Muerte a manos de policía expone enojo de chinos en Francia

Los inmigrantes chinos y el gobierno en Beijing protestaron por la muerte de un ciudadano de China a manos de la policía en París, la cual desató enfrentamientos violentos en las calles y dejó...

Los inmigrantes chinos y el gobierno en Beijing protestaron por la muerte de un ciudadano de China a manos de la policía en París, la cual desató enfrentamientos violentos en las calles y dejó entrever los temores y las frustraciones de la amplia comunidad asiática de Francia.

Los manifestantes se reunieron el martes en el noreste de París en el segundo día de protestas por la muerte de un hombre chino en su apartamento. La policía inició una investigación interna sobre ese fallecimiento, que tuvo implicaciones diplomáticas.

Hua Chunying, vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo que su país convocó el martes a un representante de la embajada francesa en Beijing y exhortó a las autoridades francesas a "llegar al fondo del incidente tan pronto como sea posible".

Las autoridades chinas "esperan que los ciudadanos chinos en Francia puedan expresar sus deseos y exigencias de una manera razonable", agregó Hua.

Los residentes y la policía dieron versiones contradictorias sobre lo que ocurrió antes de que la policía baleara de muerte al hombre el domingo al anochecer.

La policía indicó que un agente disparó en defensa propia durante una redada después de que el hombre hirió a un agente con un "arma blanca". Entre los inmigrantes chinos circularon rumores de que Shaoyo Liu, de 56 años, estaba frente a sus hijos mientras desmenuzaba pescado con unas tijeras y que no había herido a nadie.

Manifestantes furiosos por la muerte se enfrentaron con policías que blandían bastones durante varias horas el lunes por la noche. Tres agentes resultaron heridos y 35 manifestantes fueron arrestados, dijeron el martes las autoridades.

Mientras coreaban "asesinos" y con velas que formaban la frase "oposición a la violencia" sobre una avenida, decenas de manifestantes rompieron barricadas, lanzaron proyectiles e incendiaron automóviles.

Las autoridades señalaron que 26 manifestantes fueron retenidos por participar en un grupo organizador de violencia, seis por lanzar proyectiles, y otros tres por violencia contra la policía que ocasionó que una patrulla resultara dañada por fuego provocado.

Los testigos dijeron que un hombre de origen chino resultó herido en los enfrentamientos, según la agencia estatal de noticias china Xinhua.

El Ministerio de Relaciones Exteriores francés dijo el martes que la seguridad de los chinos en Francia es "una prioridad".

El ministerio confirmó que inició una investigación para esclarecer las circunstancias de la balacera.

La medida no tranquilizó a las más de 100 personas de la comunidad asiática de París que se reunieron el martes en la tarde en la estación de policía, incluidos familiares y amigos de la gente que fue detenida la noche anterior.

"¡Se debe hacer justicia, el asesino debe ser castigado!", gritaban los manifestantes.

___

La periodista Louise Watt de The Associated Press en Beijing y Angela Charlton en París contribuyeron a este despacho.