El máximo tribunal de la Unión Europea determinó el martes que las sanciones económicas del bloque a empresas rusas por la crisis de Ucrania son válidas.

La Corte de Justicia de la UE responde a la apelación del gigante ruso del gas y el petróleo Rosneft ante un tribunal británico.

Rosneft buscaba anular la decisión tomada por líderes comunitarios en julio de 2014 para restringir ciertas transacciones financieras y exportaciones sensibles después de que Moscú se anexionó la península ucraniana de Crimea.

La corte, con sede en Luxemburgo, dijo que las "medidas restrictivas" adoptadas en respuesta a la crisis de Ucrania contra ciertas entidades rusas, incluyendo Rosneft, son "válidas".