El activista antiapartheid Ahmed Kathrada, que estuvo encarcelado varios años junto con Nelson Mandela por actos de sabotaje contra el otrora gobierno de minoría blanca en Sudáfrica, murió el martes en Johannesburgo. Tenía 87 años.

El activista falleció en un hospital tras ser internado para ser operado por un coágulo sanguíneo en su cerebro. Su funeral está planificado para el miércoles por la mañana.

Kathrada se convirtió en un crítico tan mordaz del actual presidente Jacob Zuma —a quien incluso le pidió el año pasado que renunciara— que pidió que Zuma no asistiera a su funeral, reportó el diario Mail & Guardian.

"Puedo imaginarme el dolor que tenía por ausentarse en este momento", dijo Winnie Madikizela Mandela, ex esposa de Mandela, quien lloró a Kathrada durante un homenaje en su honor y apoyó el llamado para que Zuma renunciara. "Es una tragedia que él vivió y vio lo que ahora está pasando".

Ella y otros amigos defendieron las declaraciones de Kathrada aun cuando importantes miembros del oficialista Congreso Nacional Africano (ANC) lo criticaron.

Zuma, entre tanto, describió a Kathrada como un integrante muy querido de la larga lucha de liberación de Sudáfrica y ordenó que bajen las banderas nacionales a media asta en todas las instalaciones del gobierno.

"Debido a la lucha, Ahmed Kathrada no tuvo hijos propios; fue encarcelado por primera vez a los 17 años. Pero muchos sudafricanos lo apreciamos como a un abuelo favorito", dijo en un comunicado el premio Nobel de la Paz y exarzobispo Desmond Tutu.

Kathrada nació el 21 de agosto de 1929 en el seno de una familia musulmana de académicos y se involucró en activismo político a los 11 años. Se afilió al Partido Comunista a principio de la década de 1940 y, como secretario general del Congreso Indio Transvaal, ayudó a vincularlo con el ANC. Lugo fue miembro del alto comando del ala militar del ANC.

Fue absuelto en el juicio masivo por traición, de 1956-61, pero lo castigaron bajo arresto domiciliario en 1962. Se fue a la clandestinidad por unos meses antes de ser detenido durante los arrestos de activistas antiapartheid en Liliesleaf Farm, en las afueras de Johannesburgo en 1963. Kathrada y Mandela fueron parte de un grupo sentenciado a cadena perpetua tras el histórico juicio de Rivonia en 1964. En total pasó 26 años en prisión, muchos de ellos junto a Mandela.

Kathrada negó todos los cargos en su contra y fue hallado culpable de solo uno: sabotaje.