Arrestan a inmigrantes al presentarse a servicio comunitario

Agentes federales arrestaron a 26 inmigrantes, que presumiblemente vivían sin permiso en Estados Unidos, cuando se reportaron para cumplir con sus sentencias de servicio comunitario por delitos no...

Agentes federales arrestaron a 26 inmigrantes, que presumiblemente vivían sin permiso en Estados Unidos, cuando se reportaron para cumplir con sus sentencias de servicio comunitario por delitos no relacionados, según autoridades de Fort Worth.

El jefe de policía del condado Tarrant, Bill Waybourn, dijo a la televisora local KXAS que su oficina participó en los arrestos del domingo en la mañana a petición del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

Un portavoz del ICE, Carl Rusnock, que confirmó la redada, señaló que la agencia "realiza rutinariamente operativos migratorios a nivel local y nacional".

Waybourn dijo que las personas detenidas supuestamente vivían sin permiso en el país y estaban sentenciadas por delitos menores de alto nivel o por delitos graves de menor nivel.

El jefe policial afirmó que los individuos fueron trasladados a una instalación del ICE en Dallas para su procesamiento y que algunos podrían ser puestos en libertad. Aseveró que las familias de los detenidos fueron notificadas.

Según el periódico Fort Worth Star-Telegram, las autoridades federales solicitaron hace una semana más o menos a la oficina de Waybourn información sobre las personas que hacían servicio comunitario como parte de sus sentencias. Un juez puede ordenar a los procesados que paguen con trabajo parte o toda su sentencia.

"Si alguien es fichado el viernes en la noche y sale con fianza el sábado, el ICE nunca podría verificar la condición migratoria de esa persona", declaró David McClelland, secretario de Waybourn, al periódico. "No creo que el ICE haya verificado alguna vez la condición migratoria de las personas detenidas que llegan a nuestra cárcel".

El abogado especialista en asuntos de inmigración, Nicolas Chavez, que vive en Fort Worth, dijo que la operación del domingo podría tener un "efecto desalentador" entre los inmigrantes que pretenden cumplir las condiciones de sus sentencias pero que temen a las acciones federales para detenerlos.

Chavez dijo que él y otros abogados han registrado un aumento en el número de clientes que desean un mayor entendimiento de sus derechos. Señaló que muchos pretenden ahora, por primera vez, conseguir un permiso que les permita la residencia legal.

"Conocemos cada vez más casos de individuos que podrían acceder pero que nunca tramitaron nada, y ahora han comenzado a salir de las sombras y buscan alguna forma de protección para permanecer en Estados Unidos", agregó.