Treinta y tres reptiles fueron encontrados sin vida la semana pasada en el zoológico de Knoxville y las autoridades aseguran no saber las causas.

El zoológico señaló a medios locales que casi todos los animales muertos eran serpientes. Todas fueron encontradas sin vida en la zona de reptiles. Los animales que sobrevivieron fueron retirados de donde estaban y se les suministró oxígeno.

Las autoridades del parque dejaron de usar la zona de los reptiles para otros animales mientras investigan las muertes.

La presidenta y directora general del zoológico de Knoxville, Lisa New, describió las muertes de los reptiles como una "pérdida devastadora y catastrófica".

El director de colecciones animales, Phil Colclough, dijo que las pruebas efectuadas incluyeron verificar la presencia de gases tóxicos en el recinto y fallas mecánicas en los termostatos.