La policía de Bielorrusia arrestó el domingo a decenas de personas que participaban en una protesta para exigir información sobre el paradero de varias personas que desaparecieron tras una manifestación anterior.

Vesna, un grupo de derechos humanos, dijo que unas 30 personas fueron arrestadas el domingo en Minsk, la capital de Bielorrusia. Estaban entre unas 100 personas que intentaron congregarse en la plaza pública de la ciudad.

El sábado, unas 400 personas fueron arrestadas en una protesta no autorizada contra el gobierno autoritario del presidente Alexander Lukashenko, quien ha suprimido toda oposición y a la prensa en sus 23 años en el poder.

"Bielorrusia ha sido convertida en una prisión. No importa dónde está uno sentada, en la cárcel o en su casa", dijo una manifestante, Elena Gonchar, antes de ser detenida.