Luisiana: Bloquean ley que impedía la boda de un refugiado

Un refugiado que desea casarse en Luisiana dio un paso más en esa dirección luego de que un juez bloqueó la aplicación de una ley estatal que requiere la presentación de un certificado de nacimiento...

Un refugiado que desea casarse en Luisiana dio un paso más en esa dirección luego de que un juez bloqueó la aplicación de una ley estatal que requiere la presentación de un certificado de nacimiento para poder contraer matrimonio.

Con una amplia sonrisa, Viet Anh Vo y Heather Pham abrazaron a las personas que los felicitaban en medio del llanto, al término de la audiencia.

Vo tiene 32 años. Ha sido residente de Luisiana desde que era bebé y tiene la ciudadanía estadounidense desde los 8 años, pero nació en un campamento de refugiados indonesios después de que sus padres huyeron de Vietnam. La falta de un certificado de nacimiento derivó en que le negaran una licencia de matrimonio bajo una ley estatal que entró en vigencia el año pasado.

El juez federal de distrito Ivan Lemelle de Nueva Orleans bloqueó el miércoles la aplicación de dicha legislación. Y la promotora de la ley, la representante republicana Valarie Hodges, dijo posteriormente que está redactando cambios a la misma con el fin de asegurarse de que los residentes legales nacidos en el extranjero puedan obtener una exención del requisito del certificado de nacimiento.

Lemelle concedió la solicitud de Vo de un mandato judicial preliminar, al afirmar que el requisito de presentar un certificado de nacimiento viola los derechos de protección igualitaria de los ciudadanos estadounidenses nacidos en el extranjero, así como el derecho fundamental a casarse.

Álvaro Huerta, abogado del Centro Nacional de Derecho sobre Inmigración, dijo que el fallo le permite a la pareja obtener de inmediato una licencia para unirse en matrimonio.

Vo y Pham planean regresar a la oficina del registro civil en la ciudad de Lafayette, donde radican, para obtener una licencia con el fin de casarse.

La pareja tuvo que cancelar su boda después de que su solicitud de licencia fue rechazada el año pasado. Posteriormente ellos hicieron gestiones en tres municipios distintos y obtuvieron el mismo resultado.

De todas formas, siguieron adelante con la ceremonia y se casaron por la Iglesia católica, pero el estado de Luisiana no reconoce el matrimonio.

___

Kunzelman reportó desde Baton Rouge, Luisiana.