Unas 20.000 personas fueron desalojadas de la región de Jarkov, cerca de la frontera con Rusia, tras un gran incendio en un depósito de munición militar, dijeron funcionarios ucranianos el jueves.

El fuego, que se originó a primera hora del jueves en el depósito de Balaklia, fue provocado por un sabotaje, explicó el jefe de la fiscalía militar ucraniana, Anatolii Matios, en Facebook.

Por el momento no hubo información disponible sobre víctimas mortales, agregó.

El primer ministro de Ucrania, Volodymyr Groysman, viajó a la zona para supervisar el incendio, que sigue activo.

El arsenal contenía artillería de gran calibre y es uno de los más grandes del país.

Jarkov está justo al norte de las regiones de Donetsk y Luhansk, donde las tropas ucranianas combaten a los separatistas prorrusos. El conflicto se cobró la vida de más de 9.800 personas desde abril de 2014.