En su lucha por asegurar votos para el proyecto de la Cámara de Representantes sobre seguros de gastos médicos, los republicanos están sopesando formas para reducir los requisitos federales de que las aseguradoras cubran servicios básicos como medicamentos que requieren receta médica, atención del embarazo y tratamientos contra el abuso de sustancias.

Los legisladores que salieron de una reunión el miércoles por la noche de la bancada conservadora Libertad dijeron que los "beneficios de salud esenciales" están en juego mientras los líderes del partido y la Casa Blanca exploran maneras de lograr que la legislación sea aprobada en la cámara baja. Pero socavar los beneficios de la ley de atención médica pública probablemente detonará una reacción negativa de parte de grupos de pacientes y médicos.

Es también una propuesta delicada para los legisladores republicanos, porque seguramente los demócratas desafiarán tal medida como fuera de los límites bajo reglas presupuestarias especiales que permitirían que el proyecto de ley de salud del Partido Republicano sea aprobado en el Senado con tan solo 51 votos. Hasta ahora, el requisito de beneficios de la Ley de Cuidado de Salud Asequible no había sido considerado un problema presupuestario.

Tradicionalmente, los estados han regulado los beneficios que las aseguradoras deben proporcionar en los planes de salud que ofrecen a los clientes individuales. Pero la ley de salud de la era del expresidente Barack Obama fijó un límite mínimo para todo el país.

Los "beneficios esenciales" de la Ley de Cuidado de Salud Asequible incluyen atención a pacientes externos, servicios de emergencia, hospitalización, embarazo, maternidad y cuidado de recién nacidos, tratamientos de salud mental y por consumo de sustancias, medicamentos que requieren receta médica, rehabilitación, pruebas de laboratorio y diagnóstico, servicios preventivos y de bienestar, y atención pediátrica, que incluye servicios dentales y visuales para niños.

En una carta a los líderes legislativos a principios de este año, organizaciones que representan a cerca de 400.000 médicos dijeron que "a todos los productos de seguros de salud debería requerírseles que cubran los beneficios esenciales respaldados en evidencia" en cualquier nueva legislación de salud.

La carta fue firmada por la Academia Estadounidense de Médicos Familiares, la Academia Estadounidense de Pediatría, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, y el Colegio Estadounidense de Médicos. Muchas otras organizaciones han asumido una postura similar.

Los beneficios requeridos son considerados especialmente importantes para las mujeres, dado que en la actualidad el control natal y otros servicios rutinarios de salud para mujeres son cubiertos sin cargos para las pacientes.